Cómo planificar tu tiempo de trabajo para sacarle el máximo partido al día



Emprender un proyecto personal es una oportunidad de darle un giro a tu vida, de hacerte dueño de tu día a día y planificarte según tus necesidades y objetivos.


Pero ser “tu propio jefe” también requiere de una serie de habilidades y rutinas que quizás no estás acostumbrado a implementar si no has trabajado anteriormente con esa fórmula.


Para empezar, hay ocho tips básicos que deberías estar dispuesto a seguir si quieres mejorar tu productividad y optimizar tu tiempo de trabajo para que sea rentable. Échales un vistazo:

8 tips básicos para sacarle el máximo partido al día

  1. Crea un entorno que evite distracciones.

  2. Haz una lista con tus objetivos diarios cada mañana.

  3. Establece un tiempo para cada uno de ellos. Da más tiempo a las tareas principales y menos a las no prioritarias.

  4. En los tiempos en los que estés desarrollando esas tareas concéntrate en ello, apaga notificaciones en mail y teléfono y toma ese tiempo en exclusiva para ti y tu actividad.

  5. Comienza por las tareas que vertebren otras o aquellas que te vayan a permitir avanzar más rápido con el resto.

  6. No cambies de tarea hasta que no finalice el tiempo que has establecido para la que tienes en curso, salvo que la hayas concluido.

  7. Aprovecha los ratos muertos (por ejemplo, si tienes dos reuniones agendadas y una acaba justo diez minutos antes de que empiece la otra) para realizar pequeñas tareas o para ir planificando las del día siguiente. En estos espacios puedes aprovechar también y solucionar llamadas pendientes, escribir mails… cosas que llevan poco tiempo pero que si las dejas sin hacer acaban provocándote carga mental.

  8. Elabora una agenda (física o virtual) en la que puedas anotar todas las reuniones, eventos, hitos importantes… que tengas en las próximas semanas. Tenerlo apuntado en un repositorio hará que puedas “aparcarlo” mentalmente y no dedicarle tiempo a eso hasta que llegue el momento de gestionarlo.

¿Qué técnicas conoces de gestión del tiempo?


Te hemos compartido tips que te permitirán tener menos carga mental, más concentración y un mayor control sobre la eficacia de tu tiempo de trabajo. Son “trucos” eficaces basados en la lógica, pero ¿sabes que existe un verdadero repertorio de técnicas elaboradas por profesionales ideadas por y para mejorar la gestión del tiempo? Te contamos las más conocidas a continuación para que puedas elegir la que mejor se adapta a ti, o incluso elaborar la tuya propia basándote en sus pautas:


Matriz de Eisenhower

Es una de las técnicas más conocidas y utilizadas. Propone una estructuración del tiempo basándose en la urgencia de las tareas a realizar. Para aplicarla debes hacer un documento en el que establezcas cuatro conjuntos:

  • Tareas importantes y urgentes.

  • Tareas importantes pero no urgentes.

  • Tareas no importantes pero urgentes.

  • Tareas no importantes y no urgentes.

El resultado de la lista de tareas en cada conjunto te permitirá tener un mapa de todo lo que necesitas hacer y en qué orden.


Método GTD


El método GTD (Getting Things Done) está ideado básicamente para que puedas focalizarte en las tareas que estás desarrollando y no dedique parte de ese tiempo en pensar las que te quedan por delante. Su objetivo es facilitar la focalización. Consta de 5 pasos clave:

  • Capturar: recopilar todo lo que tenemos que hacer y establecer prioridades y tiempos para cada tarea.

  • Aclarar: dividir esa lista en dos (una de tareas de más de dos minutos y otra de menos de dos).

  • Organizar: Definir en qué tiempos y momentos vamos a hacer cada una de las tareas de las dos listas y pautarlos.

  • Realizar las tareas en esos tiempos marcados.

  • Revisar la evolución de cada tarea.

Técnica Pomodoro


Esta técnica se diseñó específicamente para administrar de la manera más óptima, el tiempo que le dedicas a una sola actividad.

Según esta técnica, mientras se está realizando una misma tarea hay que dividir el tiempo de trabajo y el de descanso en intervalos fijos. Cada tiempo de trabajo continuado debe ser de 25 minutos, descansando 5 minutos entre bloque y bloque durante los primeros 4. Y después se irá aumentando el tiempo de descanso hasta los 20 minutos como máximo.

Por ejemplo, imagina que has asignado a una tarea unas 2 horas de trabajo. Pues bien la organización de tu tiempo podría ser la siguiente:

  • 20 minutos de trabajo + 5 minutos de descanso + 20 minutos de trabajo + 5 minutos de descanso + 20 minutos de trabajo + 5 minutos de descanso + 20 minutos de trabajo + 5 minutos de descanso (durante la primera hora y 40’ de trabajo).

  • 20 minutos de trabajo + 10 minutos de descanso (durante la media hora restante de trabajo).

AddTimme es la plataforma ideal para ayudarte a despegar si estás pensando en la opción de ser quien gestiona tu tiempo y por eso queremos acompañarte no solo poniendo a tu disposición nuestra app sino también facilitándote toda la información y herramientas que te puedan ser de utilidad.


Síguenos en nuestro blog y aprovecha cada semana la información que iremos compartiendo contigo.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo